El lenguaje de la moda


La moda es más que saber que ponerse cada día, es sino un símbolo de identificación, donde hay que saber conocerse a uno mismo. Aquello que decidimos cada mañana delante del armario nos marcará todo el día, es decir, que la ropa define nuestros gustos, nuestros deseos sexuales, nuestras opiniones, nuestra profesión, nuestro nivel adquisitivo o incluso nuestro estado de ánimo.

Estas son algunas de la características que se pueden destacar:

- Si eres de las que nunca tira ropa: te empeñas en seguir conectada al pasado a través de tu armario.

- Si vistes prendas lo más neutras posibles y jamás llevas accesorios: eres conformista y comodona. No te atreves a llamar la atención.

- Si tienes tendencia a ponerte ropa que te viene grande: te niegas a asumir tu talla porque tienes una percepción de tu cuerpo distorsionada.

- Si eres demasiado sexy o inapropiada: buscas la atención equivocada.

- Si no vistes acorde a tu edad (por exceso o defecto de años): intentas vestir de acuerdo a la edad que sientes pero te has quedado a medio camino entre lo que tú ves y lo que ven los demás.

- Si vistes siempre como si fueras a la oficina: te valoras en función de tus logros profesionales.

- Si no llevas nada que no incluya un logo: crees que tu estatus económico es la clave de la aceptación social.

- Según los colores de tu vestuario, ya sea el que escojas a diario o el que constituye tu armario, eres más tímido o más extrovertido. Por ejemplo los colores oscuros y monótonos son propios de persona tímidas, en cambio los colores vivos son clave de las personas extrovertidas y que quieren llamar la atención con su vestuario.


¡¡En fin, vístete como quieras y demuéstrale al mundo como eres!!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada